Caso Técnica XX: Unidades o aulas escolares para la atención del alumnado con medidas judiciales

Situación y solución: Nos encontramos con un niño de 15 años que se encuentra en un centro de internamiento debido a sus fechorías. Sin embargo, en dicho centro no hay niños suficientes como para crear una unidad para la atención educativa. Por lo tanto, este niño es escolarizado en un centro ordinario (el niño sólo sale del centro de internamiento para asistir a las clases de ese centro ordinario). Esta medida finalizará cuando el alumno termine las medidas judiciales.

Caso Técnica XIX: Aulas Hospitalarias

Situación y solución: Nos encontramos ante el caso de un alumno de 5 años con leucemia, el cual, debe estar hospitalizado un periodo de tiempo prolongado. Por tanto, este niño no puede asistir a su centro ordinario debido a la hospitalización. Para que este alumno pueda alcanzar los objetivos y las competencias de su etapa educativa correspondiente, el alumno deberá asistir a un aula hospitalaria. Sin embargo, durante la hospitalización, su salud no le permite asistir al aula hospitalaria. Por tanto, las clases se le impartirán en su habitación hasta que su salud le permita asistir al aula hospitalaria. Esta medida finaliza cuando al alumno le dan el alta y puede volver a clase con normalidad.

Caso Técnica XVIII: Servicio de apoyo educativo domiciliario

 

Situación y solución: Nos encontramos ante la situación de un niño de quinto de primaria que tras una operación en la columna vertebral, debe permanecer inmovilizado en su casa durante 4 meses, por lo que no puede asistir al colegio y con el objetivo de que ese niño no se quede atrás en su etapa educativa se le ha asignado un servicio de apoyo educativo a domicilio que consiste en la asistencia de su tutor durante 6 horas a la semana en su casa para recuperar lo que mientras tanto están dando en su centro escolar. Este servicio domiciliario terminará cuando el alumno esté capacitado para volver a clase.

 

Caso Técnica XIII: aulas taller

Situación: tenemos a varios alumnos que deberían estar en su último año de primaria y sin embargo se encuentran en el cuarto curso. Estos alumnos frecuentemente entran más tarde a clase, no hacen las actividades y no ponen ningún empeño en algunas asignaturas.

Solución: proponer una forma de dar las clases de forma que les motive aprender el contenido, y si el contenido es lo que les resulta indiferente pues dar de alguna manera ese contenido u otro similar que le haga investigar por los contenidos principales de una asignatura.

 

Caso Técnica XII: Programas de compensación educativa.

SITUACIÓN: En un centro encontramos a un alumno español que proviene de un barrio muy desfavorecido. Sus padres no tienen ningún tipo de estudios (ambos son analfabetos) y el nivel económico es bastante pobre. Por ello, este alumno muestra varias complicaciones para poder estudiar o simplemente para poder asistir al colegio. Cuando pasan unos días, los docentes ven claramente los problemas que sufre en la competencia lingüística para usar la lógica en los problemas matemáticos.

SOLUCIÓN: Para estos tipos de alumnos, lo principal puede ser organizar charlas con los padres para ver en qué situación nos encontramos y explicarles la importancia que tiene que su hijo vaya a la escuela y estudie. Dentro del colegio, se le puede motivar con muchos cuentos, al principio con muchas ilustraciones y luego pasando a libros con más letras y menos dibujos. Se pueden sacar problemas matemáticos de esos mismos cuentos, usando los mismos personajes para que se vea una relación y que el alumno se muestre interesado. Obviamente, las historias de los cuentos deben ser historias que interesen al alumno y no le aburra. Estos mismos libros se les puede dejar al alumno para que se los lleve a casa y lea algo antes de dormir, por ejemplo. Así también desarrollaría la responsabilidad por cuidar algo que no es suyo. Sería muy positivo que los cuentos, además, acabaran enseñando algún valor que sea positivo, como compartir, la tolerancia, etc. Por supuesto, el alumno posiblemente se sienta con más entusiasmo por aprender si ve que el profesor se centra mucho en él y muestra que quiere que éste aprenda, al igual que se preocupa por él y escucha sus problemas, ya que no querría defraudarlo.

Caso Técnica XI: Aulas de Acogida

 

SITUACIÓN: Nos encontramos con un alumno italiano cursando sexto de primaria en un centro de España. Este alumno se encuentra ya en el nivel dos de tres de las aulas de acogida, por lo que nos encontramos con un alumno que ya ha adquirido las bases del castellano pero que, sin embargo, necesita más refuerzo.

SOLUCIÓN: Para el nivel dos donde se encuentra el alumno, se pueden realizar actividades que sean más parecidas a la de los otros alumnos. Por ejemplo, se pueden diseñar frases que los alumnos deban organizar con una estructuración correcta y para los alumnos extranjeros, que estas frases sean más sencillas. Como juegos, y así motivar más a estos alumnos, se puede hacer el juego del mímica pero con frases cortas o, para ir de los más sencillo a lo más complejo, empezar con palabras y luego pasar a frases.

Incluso se puede dar la posibilidad de que se pase al nivel tres, donde sólo necesita apoyo para adquirir las competencias específicas. O, si se ve que y está preparado y que ha adquirido las competencias lingüísticas adecuadas, se le puede sacar de la sala de acogida para ver cómo se integra en el aula ordinaria con los demás alumnos. En esta situación, se puede hacer el juego del teléfono.

 

Caso Técnica X: Programas u optativas de español para extranjeros

SITUACIÓN: Entre todas las clases de quinto de primaria del centro, encontramos que hay seis alumnos de origen francés que aún no manejan bien el castellano. Por ello, se les ha asignado dos profesores especialistas para ayudarlos a desarrollar las competencias comunicativas dentro del idioma español.

SOLUCIÓN: Hay diversas ayudas para que los alumnos desarrollen esta competencia que no sea a través de fichas o actividades en clase. Se puede realizar de forma más amena, como poner fragmentos de series que capten la atención del alumno y que esté en español pero con subtítulos en su idioma materno. La finalidad sería que al final de cada capítulo se fueran sacando expresiones que se han usado mucho para que se vayan acostumbrando a escucharlas fuera del aula. También se pueden llevar a cabo la actividad del role-play, donde los alumnos deberían representar una situación común y sencilla (se iría de lo sencillo a lo más difícil), donde tengan que comunicarse en español. En casa, podrían pegar post-its de palabras o frases en español por diversos sitios para que, cuando pase cerca, las lea y se vayan quedando. Por ejemplo; un post-it en el frigorífico que ponga “frigorífico”, u otro en la puerta de la habitación que ponga “llamar a la puerta antes de entrar”. También favorecería mucho que el profesor les hable de vez en cuando en español, usando preguntas sencillas y cotidianas.